Ingresar

Digite aquí su correo

Digite aquí el código de ingreso a la SCCOT

Ingresar

Buscador de revistas

Indicaciones a los autores

  1. La Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología, como órgano oficial de la sociedad Colombiana de Cirugía Ortopédica y Trumatología, publicará artículos de la especialidad o relacionados con ella, previa aprobación del comité editorial.
  2. Los trabajos, salvo circunstancias especiales, deben ser inéditos y suministrados del editor y exclusivamente a la revista. Su reproducción total o parcial debe contar con la aprobación dar crédito a la publicación original.
  3. Los trabajos deben ser remitidos a Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología ( Apartado Aéreo 91298 Santa fe de Bogotá) , en original en disquete de 3.5 pulgadas, compatibles, con sistema IBM PS2, preferiblemente en Word Perfec o en MSWord, y una copia en papel de éste, tamaño carta a doble espacio, empleando una sola cara del papel, y guardando un margen izquierdo de 4 cm. Deben venir acompañados de una carta del autor principal en donde se exprese claramente que el trabajo ha sido lído y aprobado por todos los autores, e igualmente informar si se ha sometido parcial o totalmente a estudio por parte de otra revista. El autor debe guardar copia de todo el material enviado.
  4. Cada componente del trabajo debe iniciarse en una nueva página de acuerdo a la siguiente secuencia: página del título, resumen y palabras clave, texto, resumen en inglés (summary), agradecimientos, bibliografía, tablas (cada tabla en página separada con su título y notas) y leyendas para las figuras.
  5. En la primera página se incluye el título corto que refleje el contenido del artículo, el nombre del autor y sus colaboradores con los respectivos títulos académicos y el nombre de la institución a la cual pertenece. Se señalan los nombres y direcciones del autor responsable de la correspondencia relacionada con el trabajo y aquél a quien debe solicitarse las separatas. Se especifican las fuentes de ayuda para la realización del trabajo en forma de subvenciones, equipos y drogas.
  6. El resumen de no más de 150 palabras, debe enunciar los propósitos del estudio o de la investigación, los procedimientos básicos, los hallazgos principales y las conclusiones.
  7. El texto debe incluir introducción, material y métodos, resultados y discusión; las abreviaturas deben explicarse y su uso limitarse. Su extensión no debe ser mayor de 30 páginas a máquina a doble espacio, tamaño carta, y se acepta un máximo de 5 ilustraciones.
  8. La bibliografía se enumera en orden alfabético y se escribe a doble espacio 
    • En caso de revistas: apellidos e iniciales del nombre del autor y sus colaboradores (si son más de 5 puede escribirse, después de los 3 primeros, et al o cols.; título completo del artículo, nombre de la revista abreviado según el estilo del Index Medicus, año de publicación, volumen, páginas inicial y final. Para el uso de la puntuación siga el ejemplo: Jones HR., Siekert RG., Neurologic manifestations of bacterial endocarditis. Ann Int Med, 1969; 71: 21-28
    • En caso de libros: apellidos e iniciales de todos los autores, título del libro, edición, ciudad., casa editorial, año, páginas inicial y final. Para el uso de la puntuación, sígase el ejemplo: Fenilchelo O. Teoría psicoanalítica d ela neurosis, 3a de, Buenos Aires: Editorial Paidós; 1966: 56
    • En caso de capítulos de libros: apellidos e iniciales de los autores del capítulo, título del capítulo, autores o editores del libro, título del libro, edición, ciudad, casa editora, año, páginas inicial y final. Para el uso de la puntuación, sígase el ejemplo: Drayer BP, Poser CM. "Enfermedad de inclusión citomegálica del SNC". En Toro G., Vergara Y., Saravia J., Poser CM., eds. Infecciones del sistema nervioso central. Santafé de Bogotá: Fondo Educativo Interamericano S.A.; 1978 172-175.
  9. Las tablas y cuadros se denominarán tablas, y deben llevar numeración arábiga de acuerdo al orden de aparición. El título correspondiente debe estar en la parte superior de la hoja y las notas en la parte inferior. Los símbolos para unidades deben aparecer en el encabezamiento de las columnas. Las unidades deben expresarse en el Sistema Internacional S.I. las fotografías, diapositivas, gráficas, dibujos y esquemas se denominan figuras, se enumeran según el orden de aparición y sus leyendas se escriben en hojas separadas. Al final de las leyendas de la microfotografías se debe indicar la colaboración y el aumento utilizado. Todo material como fotografías. Diapositivas, etc., deben ir marcados con su respectivo orden numérico y el nombre del trabajo o el apellido del autor. Las fotografías de las histologías serán sacadas a color, por lo tanto sus originales deben tener una buena reproducción. Si son gráficas o dibujos deben ser elaborados en cartulina blanca o papel vegetal con tinta china e indentificarse con el número de orden en la parte inferior. Si una figura o tabla ha sido previamente publicada se requiere permiso escrito del editor y debe darse crédito a la publicación original. Si se utilizan fotografías de personas, éstas no deben ser identificables; en caso contrario, debe obtenerse el permiso escrito para emplearlas.
  10. El comité editorial podrá seleccionar como editorial aquel trabajo que merezca destacarse por su calidad y su importancia para nuestra especialidad.
  11. Se consideran actualizaciones aquellos trabajos que contienen una completa revisión de los adelantos recientes ocurridos en un campo específico de la ortopedia.
  12. Comunicaciones breves son aquéllas que presentan la opinión o experiencia personal del autor sobre un tema que se considera de interés para la ortopedia. Puede acompañarse de una breve revisión.
  13. Presentación de casos son los trabajos destinados a describir uno o más casos que el autor considere de interés especial. Deben constar de resumen, descripción detallada del caso y discusión.
  14. Las cartas al editor son comentarios cortos sobre algún material previamente publicado por la Revista Colombiana de Ortopedia y traumatología.
  15. La Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología no asume ninguna responsabilidad por las ideas expuestas por los autores.
  16. Para las citas de referencias la abreviatura de la Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología es Rev. Col. Or. Tra.
  17. Los artículos serán sometidos al proceso de revisión editorial, en donde podrán ser modificados, cambiados o corregidos por los editores, para mejorar la redacción, gramática, ortografía y presentación. El autor correspondiente recibirá una prueba (galera) que él debe revisar cuidadosamente, aportando los cambios mínimos indispensables y aclarando las dudas de los editores.

Editorial

¿El futuro de la educacion continua es la recertificación?

El 10º principio de ética médica en la cirugía ortopédica reza así: "El Ortopedista tiene responsabilidades académicas hacia sus pacientes, hacia sus colegas y hacia la sociedad". Entre las obligaciones que impone la Deontología médica figura la obligación de mantener una buena preparación científica.

La medicina posee las características que definen el profesionalismo. La primera de ellas es la posesión y el mantenimiento de un arsenal de conocimientos especializado, que es de acelerado crecimiento y renovación.

Actualmente se acepta que 60% de los conocimientos médicos son adquiridos después de egresar de los programas académicos de postgrado de la Universidad. Esto demuestra que quien no contin&úacute;e estudiando el resto de su vida profesional va a caer en el ostracismo del ejercicio de la medicina moderna, y puede dar al traste con el desarrollo profesional continuo. Obliga al ortopedista adoptar una autoinstrucción permanente para cumplir con el 10º mandato de su ética médica.

Pero de ahora en adelante el ortopedista deberá demostrar en alguna forma su idoneidad en el ejercicio de su profesión para cumplir con los planes propuestos por el gobierno en su programa de recertificación profesional. Este proceso debe llevarse a cabo a través de mecanismos todavía no bien claros, pero teniendo en cuenta las experiencias de otros países es fácil deducir que se hará por medio de la presentación de exámenes de convalidación, créditos por asistencia a congresos, cursos y talleres, inscripción en programas de educación continua, programas de autoinstrucción en CD o DVD, la inscripción a revistas científicas de la especialidad, publicaciones de trabajos en revistas científicas, investigaciones, etc.

La SCCOT siempre ha justificado y estimulado con su aval los programas de educación continua para refrescar los frecuentes olvidos del conocimiento, para mejorar la toma acertada de decisiones, para disminuir los choques entre el procedimiento ideal de la ortopedia moderna y el que se puede realizar con los recursos disponibles. Este aspecto práctico es a veces frustrante en la realidad profesional de nuestras instituciones de salud con el rápido cambio en los contextos en los cuales tenemos que trabajar para generar mayores resultados con el mínimo de costos de la ley 100.

Los conceptos de la educación continua del adulto deben incluir ahora más que nunca nuevas técnicas pedagógicas para que ésta sea autodirigida, interactiva, experimental y reflexiva. Se ha dicho que la experiencia sin reflexión es un mero servicio y la reflexión sin experiencia es pedantería.

La educación continua dinámica que se avecina con la recertificación tiene las siguientes ventajas:

1- Mejora el desarrollo profesional autodireccional.

2- Desarrolla el conocimiento en un contexto específico del ejercicio profesional.

3- Responde a las necesidades de la comunidad y de las instituciones a las cuales sirve el ortopedista.

4- Motiva el trabajo en equipo con otros especialistas.

5- Se basa fundamentalmente en la autoevaluación del profesional.

6- Mejora la calidad de la información médica de acuerdo con decisiones de la medicina basada en la evidencia que respeten la experiencia documentada.

Este registro de recertificación es una excelente oportunidad para mejorar día a día la calidad de nuestros conocimientos ortopédicos, de nuestras habilidades clínicas, interpersonales y quir&úacute;rgicas y de la toma de decisiones atemperadas en juicios clínicos adecuados. La adquisición de estas habilidades puede arbitrariamente dividirse en tres etapas:

1- Teoría del conocimiento: percepción consciente de la tarea (enseñar-aprender).

2- Integración: habilidad para realizar la tarea (probar-experimentar).

3- Automatización: adquisición de pericia en esa tarea (comprobar- certificar).

Ejemplo del desarrollo de estas habilidades son los talleres desarrollados por el grupo AO y la Academia Americana de Cirujanos Ortopedistas (AAOS), que se reflejan en muchas de las actividades de nuestra SCCOT, que podría publicar y difundir el material didáctico de cursos de instrucción realizados por nuestros expertos-docentes colombianos, como lo hace la ultima Academia mencionada.

Los lectores ávidos de actualización pueden emplear ó ptimamente su valioso tiempo utilizando la información electrónica y sus avances tecnológicos para identificar y leer selectivamente aquellos artículos relacionados con su área de interés profesional. La página Web de la SCCOT es un excelente y valioso recurso en ese sentido.

La nueva propuesta permite también sentar las bases de un escalafón profesional basado en el currículum acumulado por el ortopedista en sus recertificaciones, que le represente una mejor retribución por el trabajo desarrollado, de acuerdo con su experiencia y su calidad de experto en áreas especializadas de la Ortopedia y Traumatología. En otras palabras que estudiar, actualizarse, especializarse sea rentable no solo como satisfacción personal, sino que represente un mejor estímulo económico a través de una carrera administrativa por méritos y logros en el sistema de salud vigente.

Jochen Gerstner B.
Director-editor

 

Biografía

Bernhard Georg Weber (1927-2002) La inteligencia creadora.

"Doy gracias a los dioses por haber nacido griego y no bárbaro, hombre y no mujer, libre y no esclavo Pero sobre todo, le agradezco el haber nacido en el siglo de Sócrates" (Platón)

Aunque discrepo únicamente de Platón por lo de hombre y no mujer, ya que soy ferviente defensor de la igualdad, yo también doy gracias a Dios, por haber nacido en el siglo de Bernhard G. Weber. Habiendo tenido el honor de conocerlo y de disfrutar de su aguda mente y formidable personalidad, pocas veces he visto en alguna persona esa conjugación de talento, inteligencia y pasión, que poseen solamente quienes son iluminados por la "inteligencia creadora". Sus ideas innovadoras y sus técnicas ingeniosas en fijación de fracturas y deformidades, poco habituales y mal comprendidas por el común de sus pares de la época, están consignadas en varios de los textos más amenos y prácticos que se hayan escrito en la literatura ortopédica. Con especial interés quiero resaltar el libro "Besondere Osteosynthesetechniken (titulado en inglés como Special Techniques in Osteosynthesis, Springer Verlag), título que en realidad interpreta parcialmente el verdadero sentido de la palabra en alemán, que en este caso, más que "especial", es algo particular ¿ o tal vez inusitado?

En esto radica la genialidad del pensador de mente liberal e inquieta que fue "Hardy" Weber. En mi caso particular, su influencia fue decisiva y dejó profunda marca. Luego de mi estadía en el exterior y al regreso al país comencé a aplicar sus técnicas poco convencionales como la placa en onda ("Wellenplatte"), la placa antideslizante para las fracturas oblicuas del peroné ("antiglide plate"), el tornillo invertido para las fracturas por avulsión del maléolo tibial, la osteotomía correctora en el tobillo, los cerclajes en situaciones "inusitadas" y tantas otras técnicas descritas por él como "Mini-Max" (mínima fijación, máxima estabilidad). Recuerdo todavía y sin ningún rencor las críticas mordaces y las miradas reprobatorias de algunos pocos, que desnudaban con espíritu inquisidor las técnicas quirúrgicas de quienes regresábamos de allende las fronteras para comenzar en Colombia un ejercicio plagado de incertidumbres. Hoy, y luego de casi un año de su partida solamente quiero recordar y agradecer al "Hardy", por mis pacientes sonrientes y recuperados.

Tal vez uno de sus más importantes legados fue la introducción y definición, hace ya más de 20 años del concepto de "Fijación Biológica" (o "Biologische Fixierung"), que lo coloca como un personaje fuera de su tiempo y de su gente. En años recientes un grupo de sus seguidores, unidos por un interés especial en la cirugía ortopédica reconstructiva, basada en los conceptos de "Hardy", comenzamos a establecer contactos y a escribir trabajos entre varios servicios. Muchos de estos ya han sido publicados en la literatura internacional. Para René K. Marti, Diego L. Fernández, Eric E. Jonson, Keith Mayo, Jesse B. Jupiter, Reinhold Ganz, Jose S. Hungria Neto, Jeffrey Mast, David Helfet, David Ring, Fernando Baldy dos Reis y tantos otros que lo conocimos y admiramos, Bernhard G. Weber fue una mente creativa, un verdadero innovador y un inolvidable maestro.

Estas sentidas palabras de su discípulo y colaborador René K. Marti, amigo incondicional de Colombia e invitado asiduo de la SCCOT y de Colsanitas, lacran con el sello del respeto y la dignidad la memoria de un ser excepcional:

A la memoria de mi amigo y mentor, Bernhard G. Weber

Poco después de su 75° aniversario de cumpleaños, nuestro querido amigo, Profesor y Miembro Honorario de la Fundación AO, Bernhard Georg Weber, falleció de repente a causa de una falla cardiaca. Hasta el último momento de su vida, "Hardy" continuaba trabajando intensamente por sus pacientes y se encontraba terminando un libro sobre sus ideas particulares y su interpretación de la filosofía AO, así como también se aprestaba a participar como orador invitado a la conferencia en memoria del inolvidable Prof. John Border, durante el Congreso de la OTA (Orthopaedic Trauma Association), este año en Toronto.

Habiendo finalizado sus estudios universitarios de Medicina en Basilea, su ciudad natal, trabajó algún tiempo como médico familiar, luego se embarcó como médico en un navío de crucero y al regresar a terra firma trabajó como médico general hospitalario. "Hardy" tuvo siempre un gran interés por la Arquitectura, habiendo sido su dilema el escoger entre esta profesión y la Medicina. Durante su estancia en el Hospital Balgrist de Zurich reconocía en la Ortopedia la manera como la Medicina, la Ingeniería y el Arte se conjugan integralmente.

Cuando en 1959 Maurice E. Müller asumió la Jefatura del Departamento de Ortopedia y Traumatología en St. Gallen, "Hardy" lo acompañó asumiendo el cargo de Ortopedista adjunto. En aquella época St. Gallen era la Meca de la AO, encontrándose esta comunidad en sus primeros años de esa infancia a la vez vivaz y atrevida. Sus contribuciones enriquecían las ideas poco convencionales de M.E. Müller, lo que facilitó su transición natural a sucederle en su cargo en 1967. Tuve el privilegio de formar parte de este grupo inicial revolucionario y compartir su entusiasmo por las ideas innovadoras (1969-1973). Aparte del grupo fundador de la AO, "Hardy" fue realmente un líder carismático tanto en casa como en el extranjero. Era común recibir las visitas de huéspedes y becarios que quedaban fascinados con sus ideas innovadoras y técnicas inusuales. Muchos de ellos transmitieron esas ideas en sus ciudades y países de origen. A pesar de que su lista de publicaciones se extiende a más de 180, "Hardy" pensaba que escribir artículos era más un acto de exagerada autoestima y se interesaba más por trasmitir sus ideas practicas en libros bien documentados y formidablemente ilustrados. Sus libros maravillosos: Clasificación de las Fracturas de Tobillo, Seudoartrosis, Fracturas en Niños y Adolescentes, Técnicas Especiales de Osteosintesis y El Fijador Externo son actualmente piezas raras de colección y no han sido nuevamente editadas a pesar de la alta demanda que existe por estas publicaciones.

Una de sus pasiones fue la cirugía de cadera, en la cual pudo desarrollar un sistema protésico muy popular en Europa y que todavía utilizamos sin mayores modificaciones. Una de sus últimas presentaciones se tituló "Back to the Future", en la cual disertó magistralmente sobre el desarrollo y evolución de los conceptos de este tipo de intervención. Otro gran aporte fue el concepto de la "técnica Mini- Max", al demostrar con métodos sencillos pero a la vez ingeniosos, la manera de obtener osteosíntesis con máxima estabilidad y mínima fijación, por lo cual es considerado como el verdadero padre de la Cirugía Mínimamente Invasiva en Ortopedia y Traumatología. A finales de 1986 para sorpresa de muchos, renunció súbitamente a su cargo de Jefe de Ortopedia y Traumatología en St. Gallen. Aunque no lo expresó públicamente, para todos era claro que la nueva medicina exigía esfuerzos administrativos que el no podía tolerar. Era un idealista y un soñador. Luego de su retiro se trasladó a una institución privada, en la cual se dedicó a sus pacientes con gran esmero y pasión, características ya casi extintas en el ejercicio actual. Sus pacientes lo veneraban y él a ellos. Uno de los últimos honores que recibió fue el de Miembro Honorario de la AO Foundation durante la asamblea anual en Oslo en 1992.

Bernhard Georg Weber fue un profesor talentoso y no un patriarca. Fue un hombre generoso y leal. Distribuía su ingreso personal, proveniente de sus pacientes privados, entre su grupo de médicos asistentes y aceptaba con creces las ideas diferentes, siempre y cuando estuvieran bien fundamentadas. De lo contrario podía explotar. No era dogmático pero odiaba la mediocridad y las ideas infundadas. Gracias a su esposa Alice, he sido nombrado albacea de su legado científico y académico. El mundo ortopédico y su círculo de amigos estamos tristes con su partida. "Hardy", serás recordado siempre.

Prof. Dr. René K. Marti
Profesor de Ortopedia y Traumatología 
Universidad de Ámsterdam, Holanda 
Ex Director Depto. de Ortopedia, 
Akademisch Medisch Centrum, Amsterdam 
Presidente AO Foundation, Davos Suiza 
Consultor Klinik Gut, St. Moritz Suiza 

 

 

Sección I Cadera y Rodilla

Sección II Columna

Sección III Pediatría

Sección IV Ventana Oncológica

TOP