Ingresar

Digite aquí su correo

Digite aquí el código de ingreso a la SCCOT

Ingresar

Buscador de revistas

Indicaciones a los autores

  1. La Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología, como órgano oficial de la sociedad Colombiana de Cirugía Ortopédica y Trumatología, publicará artículos de la especialidad o relacionados con ella, previa aprobación del comité editorial.
  2. Los trabajos, salvo circunstancias especiales, deben ser inéditos y suministrados del editor y exclusivamente a la revista. Su reproducción total o parcial debe contar con la aprobación dar crédito a la publicación original.
  3. Los trabajos deben ser remitidos a Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología ( Apartado Aéreo 91298 Santa fe de Bogotá) , en original en disquete de 3.5 pulgadas, compatibles, con sistema IBM PS2, preferiblemente en Word Perfec o en MSWord, y una copia en papel de éste, tamaño carta a doble espacio, empleando una sola cara del papel, y guardando un margen izquierdo de 4 cm. Deben venir acompañados de una carta del autor principal en donde se exprese claramente que el trabajo ha sido lído y aprobado por todos los autores, e igualmente informar si se ha sometido parcial o totalmente a estudio por parte de otra revista. El autor debe guardar copia de todo el material enviado.
  4. Cada componente del trabajo debe iniciarse en una nueva página de acuerdo a la siguiente secuencia: página del título, resumen y palabras clave, texto, resumen en inglés (summary), agradecimientos, bibliografía, tablas (cada tabla en página separada con su título y notas) y leyendas para las figuras.
  5. En la primera página se incluye el título corto que refleje el contenido del artículo, el nombre del autor y sus colaboradores con los respectivos títulos académicos y el nombre de la institución a la cual pertenece. Se señalan los nombres y direcciones del autor responsable de la correspondencia relacionada con el trabajo y aquél a quien debe solicitarse las separatas. Se especifican las fuentes de ayuda para la realización del trabajo en forma de subvenciones, equipos y drogas.
  6. El resumen de no más de 150 palabras, debe enunciar los propósitos del estudio o de la investigación, los procedimientos básicos, los hallazgos principales y las conclusiones.
  7. El texto debe incluir introducción, material y métodos, resultados y discusión; las abreviaturas deben explicarse y su uso limitarse. Su extensión no debe ser mayor de 30 páginas a máquina a doble espacio, tamaño carta, y se acepta un máximo de 5 ilustraciones.
  8. La bibliografía se enumera en orden alfabético y se escribe a doble espacio 
    • En caso de revistas: apellidos e iniciales del nombre del autor y sus colaboradores (si son más de 5 puede escribirse, después de los 3 primeros, et al o cols.; título completo del artículo, nombre de la revista abreviado según el estilo del Index Medicus, año de publicación, volumen, páginas inicial y final. Para el uso de la puntuación siga el ejemplo: Jones HR., Siekert RG., Neurologic manifestations of bacterial endocarditis. Ann Int Med, 1969; 71: 21-28
    • En caso de libros: apellidos e iniciales de todos los autores, título del libro, edición, ciudad., casa editorial, año, páginas inicial y final. Para el uso de la puntuación, sígase el ejemplo: Fenilchelo O. Teoría psicoanalítica d ela neurosis, 3a de, Buenos Aires: Editorial Paidós; 1966: 56
    • En caso de capítulos de libros: apellidos e iniciales de los autores del capítulo, título del capítulo, autores o editores del libro, título del libro, edición, ciudad, casa editora, año, páginas inicial y final. Para el uso de la puntuación, sígase el ejemplo: Drayer BP, Poser CM. "Enfermedad de inclusión citomegálica del SNC". En Toro G., Vergara Y., Saravia J., Poser CM., eds. Infecciones del sistema nervioso central. Santafé de Bogotá: Fondo Educativo Interamericano S.A.; 1978 172-175.
  9. Las tablas y cuadros se denominarán tablas, y deben llevar numeración arábiga de acuerdo al orden de aparición. El título correspondiente debe estar en la parte superior de la hoja y las notas en la parte inferior. Los símbolos para unidades deben aparecer en el encabezamiento de las columnas. Las unidades deben expresarse en el Sistema Internacional S.I. las fotografías, diapositivas, gráficas, dibujos y esquemas se denominan figuras, se enumeran según el orden de aparición y sus leyendas se escriben en hojas separadas. Al final de las leyendas de la microfotografías se debe indicar la colaboración y el aumento utilizado. Todo material como fotografías. Diapositivas, etc., deben ir marcados con su respectivo orden numérico y el nombre del trabajo o el apellido del autor. Las fotografías de las histologías serán sacadas a color, por lo tanto sus originales deben tener una buena reproducción. Si son gráficas o dibujos deben ser elaborados en cartulina blanca o papel vegetal con tinta china e indentificarse con el número de orden en la parte inferior. Si una figura o tabla ha sido previamente publicada se requiere permiso escrito del editor y debe darse crédito a la publicación original. Si se utilizan fotografías de personas, éstas no deben ser identificables; en caso contrario, debe obtenerse el permiso escrito para emplearlas.
  10. El comité editorial podrá seleccionar como editorial aquel trabajo que merezca destacarse por su calidad y su importancia para nuestra especialidad.
  11. Se consideran actualizaciones aquellos trabajos que contienen una completa revisión de los adelantos recientes ocurridos en un campo específico de la ortopedia.
  12. Comunicaciones breves son aquéllas que presentan la opinión o experiencia personal del autor sobre un tema que se considera de interés para la ortopedia. Puede acompañarse de una breve revisión.
  13. Presentación de casos son los trabajos destinados a describir uno o más casos que el autor considere de interés especial. Deben constar de resumen, descripción detallada del caso y discusión.
  14. Las cartas al editor son comentarios cortos sobre algún material previamente publicado por la Revista Colombiana de Ortopedia y traumatología.
  15. La Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología no asume ninguna responsabilidad por las ideas expuestas por los autores.
  16. Para las citas de referencias la abreviatura de la Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología es Rev. Col. Or. Tra.
  17. Los artículos serán sometidos al proceso de revisión editorial, en donde podrán ser modificados, cambiados o corregidos por los editores, para mejorar la redacción, gramática, ortografía y presentación. El autor correspondiente recibirá una prueba (galera) que él debe revisar cuidadosamente, aportando los cambios mínimos indispensables y aclarando las dudas de los editores.

Editorial

Nivel de evidencia para los estudios clínicos

El objetivo principal de una publicación es la divulgación delconocimiento producido a partir de un proceso de investigación.

Toda información está sujeta al riesgo de error, las fuentes del mismo son el azar, los sesgos y los factores de confusión. Con las herramientas que la metodología aporta, el investigador busca disminuir los sesgos, controlar los factores de confusión y evaluar que tan alta es la probabilidad de que el azar esté explicando las observaciones realizadas. Lamentablemente siempre existirá la posibilidad de que los desenlaces de un estudio no sean reales y este riesgo de error está asociado al diseño del estudio y al rigor metodológico del mismo.

La Revista ha decidido incluir en los resúmenes de los artículos clínicos que se publiquen el nivel de evidencia de los mismos. Este nivel de evidencia dependerá de una clasifi cación jerárquica en cinco niveles para cada uno de los cuatro tipos de estudio: terapéuticos, pronósticos, pruebas diagnósticas y económicos o análisis de decisiones.1

Esta decisión del comité editorial tiene antecedentes en otras publicaciones de la especialidad como por ejemplo el Journal of Bone and Joint Surgery.2

Los autores deberán defi nir en el resumen la pregunta primaria de investigación que buscan contestar y clasifi car su estudio en una de las cuatro categorías descritas. La Revista, clasifi cará, el nivel de la evidencia de acuerdo con la tabla niveles de evidencia.1

Por este mecanismo no se busca descalifi car los estudios presentados y pensamos que los benefi cios son múltiples.

El concepto de niveles de evidencia será más familiar en la comunidad ortopédica y dispondremos de un mecanismo de monitoreo para evaluar los cambios en los niveles de evidencia de la Revista.

Debemos ser conscientes de que la clasifi cación en niveles de evidencia es una guía imperfecta de la calidad de un estudio. En muchos casos los experimentos clínicos y los estudios nivel I no son posibles. Por otro lado la evidencia nivel III, IV o V es con frecuencia la única disponible y puede ser de gran valor.

Los niveles de evidencia buscan recordar el riesgo de error y no pueden validar o invalidar las conclusiones de un estudio.

Dr. Klaus Mieth Alviar
Comité Editorial

 

Biografía

Paul R. Harrington (1911-1980)

Ortopedista norteamericano famoso por haber desarrollado una instrumentación para columna que corregía el progreso de la escoliosis, que se mantuvo popular con pocas modificaciones durante 40 años, y que actualmente ha sido substituida por una instrumentación transpedicular basada en los mismos principios estipulados por él.

Antes de que Harrington desarrollara su instrumentación interna de columna, el tratamiento estándar era un una fusión quirúrgica de casi toda la columna que se mantenía derecha con un yeso durante 4-6 meses.

Las semillas de las ideas revolucionarias del Dr. Harrington de la fijación de columna fueron plantadas en los inicios de su carrera médica cuando veía pacientes con secuelas de poliomielitis en el Hospital Jefferson Davis de Houston, que con el tiempo se hizo parte de la facultad de Medicina de la Universidad de Baylor.

Después del brote de poliomielitis de la posguerra, los pacientes con sus secuelas aumentaron de unos pocos, a más de 2000 y a medida que los trataba se preocupaba mas y mas por las causas de la escoliosis y el compromiso cardiopulmonar que los afectaba, tanto por la parálisis de los músculos del tronco como por la disminución del volumen del torax asociada a las curvas.

No sabía nada acerca de la escoliosis y por tanto no tenía ideas preconcebidas en el área en la cual eventualmente contribuiría.

El Dr. Harrington inicialmente empezó a pensar en la escoliosis como una anormalidad biomecánica en vez de una enfermedad. En 1949 sus conceptos biomecánicos lo impulsaron a intentar una estabilización interna con un procedimiento de 20 minutos que fijaba las vértebras en la posición corregida. Dijo que los resultados iniciales de su procedimiento eran satisfactorios, pero con el tiempo, su falla se hacía evidente.

Entre 1952 y 1955 empezó a integrar la idea de usar ganchos fijos con varillas roscadas distractoras ajustadas por el principio del trinquete en el lado cóncavo de la curva y fuerzas de compresión que se ajustaban en el lado convexo mediante la varilla roscada y el principio de la tuerca; el protocolo quirúrgico incluyó posteriormente la fusión vertebral que preservaba la corrección obtenida por la instrumentación, utilizando en el postoperatorio un corsé de yeso. Este sistema permitía corrección, estabilización, ajuste y fijación de la columna vertebral. En los años 1955-1956 estuvo a punto de ser expulsado de la sociedad médica de Houston por la animadversión que despertó tratando de colocar metal en la espalda de sus pacientes, pero lo salvó el hecho de que era muy buen médico y éstos le agradecieron sus esfuerzos.

 

 

Sección I Cadera y Rodilla

Sección II Columna

Sección III Mano

Sección IV Ortopedia Infantil

Sección V Trauma

Sección VI Pie y Tobillo

TOP