Ingresar

Digite aquí su correo

Digite aquí el código de ingreso a la SCCOT

Ingresar

Buscador de revistas

Indicaciones a los autores

  1. La Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología, como órgano oficial de la sociedad Colombiana de Cirugía Ortopédica y Trumatología, publicará artículos de la especialidad o relacionados con ella, previa aprobación del comité editorial.
  2. Los trabajos, salvo circunstancias especiales, deben ser inéditos y suministrados del editor y exclusivamente a la revista. Su reproducción total o parcial debe contar con la aprobación dar crédito a la publicación original.
  3. Los trabajos deben ser remitidos a Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología ( Apartado Aéreo 91298 Santa fe de Bogotá) , en original en disquete de 3.5 pulgadas, compatibles, con sistema IBM PS2, preferiblemente en Word Perfec o en MSWord, y una copia en papel de éste, tamaño carta a doble espacio, empleando una sola cara del papel, y guardando un margen izquierdo de 4 cm. Deben venir acompañados de una carta del autor principal en donde se exprese claramente que el trabajo ha sido lído y aprobado por todos los autores, e igualmente informar si se ha sometido parcial o totalmente a estudio por parte de otra revista. El autor debe guardar copia de todo el material enviado.
  4. Cada componente del trabajo debe iniciarse en una nueva página de acuerdo a la siguiente secuencia: página del título, resumen y palabras clave, texto, resumen en inglés (summary), agradecimientos, bibliografía, tablas (cada tabla en página separada con su título y notas) y leyendas para las figuras.
  5. En la primera página se incluye el título corto que refleje el contenido del artículo, el nombre del autor y sus colaboradores con los respectivos títulos académicos y el nombre de la institución a la cual pertenece. Se señalan los nombres y direcciones del autor responsable de la correspondencia relacionada con el trabajo y aquél a quien debe solicitarse las separatas. Se especifican las fuentes de ayuda para la realización del trabajo en forma de subvenciones, equipos y drogas.
  6. El resumen de no más de 150 palabras, debe enunciar los propósitos del estudio o de la investigación, los procedimientos básicos, los hallazgos principales y las conclusiones.
  7. El texto debe incluir introducción, material y métodos, resultados y discusión; las abreviaturas deben explicarse y su uso limitarse. Su extensión no debe ser mayor de 30 páginas a máquina a doble espacio, tamaño carta, y se acepta un máximo de 5 ilustraciones.
  8. La bibliografía se enumera en orden alfabético y se escribe a doble espacio 
    • En caso de revistas: apellidos e iniciales del nombre del autor y sus colaboradores (si son más de 5 puede escribirse, después de los 3 primeros, et al o cols.; título completo del artículo, nombre de la revista abreviado según el estilo del Index Medicus, año de publicación, volumen, páginas inicial y final. Para el uso de la puntuación siga el ejemplo: Jones HR., Siekert RG., Neurologic manifestations of bacterial endocarditis. Ann Int Med, 1969; 71: 21-28
    • En caso de libros: apellidos e iniciales de todos los autores, título del libro, edición, ciudad., casa editorial, año, páginas inicial y final. Para el uso de la puntuación, sígase el ejemplo: Fenilchelo O. Teoría psicoanalítica d ela neurosis, 3a de, Buenos Aires: Editorial Paidós; 1966: 56
    • En caso de capítulos de libros: apellidos e iniciales de los autores del capítulo, título del capítulo, autores o editores del libro, título del libro, edición, ciudad, casa editora, año, páginas inicial y final. Para el uso de la puntuación, sígase el ejemplo: Drayer BP, Poser CM. "Enfermedad de inclusión citomegálica del SNC". En Toro G., Vergara Y., Saravia J., Poser CM., eds. Infecciones del sistema nervioso central. Santafé de Bogotá: Fondo Educativo Interamericano S.A.; 1978 172-175.
  9. Las tablas y cuadros se denominarán tablas, y deben llevar numeración arábiga de acuerdo al orden de aparición. El título correspondiente debe estar en la parte superior de la hoja y las notas en la parte inferior. Los símbolos para unidades deben aparecer en el encabezamiento de las columnas. Las unidades deben expresarse en el Sistema Internacional S.I. las fotografías, diapositivas, gráficas, dibujos y esquemas se denominan figuras, se enumeran según el orden de aparición y sus leyendas se escriben en hojas separadas. Al final de las leyendas de la microfotografías se debe indicar la colaboración y el aumento utilizado. Todo material como fotografías. Diapositivas, etc., deben ir marcados con su respectivo orden numérico y el nombre del trabajo o el apellido del autor. Las fotografías de las histologías serán sacadas a color, por lo tanto sus originales deben tener una buena reproducción. Si son gráficas o dibujos deben ser elaborados en cartulina blanca o papel vegetal con tinta china e indentificarse con el número de orden en la parte inferior. Si una figura o tabla ha sido previamente publicada se requiere permiso escrito del editor y debe darse crédito a la publicación original. Si se utilizan fotografías de personas, éstas no deben ser identificables; en caso contrario, debe obtenerse el permiso escrito para emplearlas.
  10. El comité editorial podrá seleccionar como editorial aquel trabajo que merezca destacarse por su calidad y su importancia para nuestra especialidad.
  11. Se consideran actualizaciones aquellos trabajos que contienen una completa revisión de los adelantos recientes ocurridos en un campo específico de la ortopedia.
  12. Comunicaciones breves son aquéllas que presentan la opinión o experiencia personal del autor sobre un tema que se considera de interés para la ortopedia. Puede acompañarse de una breve revisión.
  13. Presentación de casos son los trabajos destinados a describir uno o más casos que el autor considere de interés especial. Deben constar de resumen, descripción detallada del caso y discusión.
  14. Las cartas al editor son comentarios cortos sobre algún material previamente publicado por la Revista Colombiana de Ortopedia y traumatología.
  15. La Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología no asume ninguna responsabilidad por las ideas expuestas por los autores.
  16. Para las citas de referencias la abreviatura de la Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología es Rev. Col. Or. Tra.
  17. Los artículos serán sometidos al proceso de revisión editorial, en donde podrán ser modificados, cambiados o corregidos por los editores, para mejorar la redacción, gramática, ortografía y presentación. El autor correspondiente recibirá una prueba (galera) que él debe revisar cuidadosamente, aportando los cambios mínimos indispensables y aclarando las dudas de los editores.

Editorial

Hemos conocido la última clasificación hecha por COLCIENCIAS, en la cual la REVISTA COLOMBIANA DE ORTOPEDIA Y TRAUMATOLOGÍA aparece en el escalafón de las revistas científicas en Colombia (indexación). COLCIENCIAS tiene una clasificación que va desde la categoría C (la de menor peso) a la A (que son las revistas que están indexadas mundialmente). Esta clasificación es realizada de acuerdo a la antigüedad, periodicidad y sobretodo a la calidad científica, que es medida no sólo por la profundidad de los artículos, sino también de acuerdo a la conformación de su Comité Editorial y Científico.

Iniciamos en el orden más bajo (categoría C), que es la que se asigna durante los primeros 2 años. Al final de ese período se hará una evaluación, momento en el cual es posible perder la categoría asignada o ascender. Tenemos posibilidad de ascender sin esperar los 2 años; al final del primer año puede pedirse nueva evaluación de la categoría si así se desea.

Hay un trecho arduo que recorrer, cumpliendo cabalmente el cronograma de edición de las revistas con publicaciones de alto nivel científico y de redacción impecable. Aquí quiero hacer un alto y recordar que cualquier productividad académica tiene su valor, desde el más sencillo caso clínico bien documentado y que nos enseñe, hasta los productos científicos de los trabajos aleatorizados doble ciegos.

La literatura ortopédica se nutrió en sus comienzos con muchos CASOS CLÍNICOS que nos enseñaron y alertaron sobre muchas patologías. Luego vinieron las SERIES DE CASOS que alimentaron las preguntas científicas de rigor y, así sucesivamente hasta los TRABAJOS EXPERIMENTALES. Cada enfermedad tiene una enseñanza y se puede trasmitir de diversas maneras; se puede abordar como Caso Clínico, como Serie de Casos, como Casos Clínicos Controlados y como Estudios Experimentales. Lo más importante es trasmitirlo con la mejor redacción y con el mejor estilo, que sea fácil de leer e interpretar cuando llegue a las manos del lector.

Existen en Colombia instituciones universitarias, hospitales y clínicas con un alto nivel científico, pero además tenemos la experiencia personal de cada ortopedista con su inquietud científica y académica que puede trasmitir experiencias interesantes a la comunidad científica. Miremos dentro de nosotros mismos y saquemos ese espíritu de trasmitir, de escribir de la mejor manera nuestros conocimientos y nuestras inquietudes.

Escribamos y nutramos nuestra Revista que es el órgano difusor y oficial de la Ortopedia en Colombia, sometiéndonos a la crítica y a la discusión científica, pues solo así podremos elevar el nivel científico de nosotros mismos y de nuestra Sociedad.

Igualmente tenemos el compromiso de ser el órgano difusor de otras comunidades ortopédicas en Latinoamérica; hecho que nos obliga y nos compromete cada día a elevar el contenido científico y editorial y ser más rigurosos con los trabajos.

Debemos llegar a la categoría más alta de la clasificación de COLCIENCIAS, para que la Revista sea indexada mundialmente y llegar a ser la única publicación indexada de Ortopedia en español. Es nuestra obligación empujar nuestra Revista para llegar a esa meta.

Dr. Enrique Vergara Amador

Biografía

Dr. MAURICE E. MÜLLER (1903 – 1977)

Dr. José Luis Bado

Maurice E.Müller es uno de esos raros individuos que se convierten en una leyenda durante su existencia. Nacido el 18 de marzo de 1918, se educó en no menos de 3 universidades suizas, que lo convirtieron en políglota y multicultural.

Este cirujano suizo, fundador de la AO, revolucionó el tratamiento de las fracturas a partir de 1958. Ha dedicado su vida a la educación, la investigación y la documentación de las técnicas ortopédicas, al fusionar una fi losofía razonable con unas técnicas depuradas e implantes acreditados, que rápidamente se extendieron porque eran técnicas sistemáticas que podían reproducirse fácilmente en cualquier quirófano. Definitivamente la ortopedia no sería lo que es en los últimos 40 años sin él.

Nos dio la técnica de la fijación interna estable empleada no sólo en trauma sino en cirugía reconstructiva basada en principios biológicos y biomecánicos sólidos.

Quiso ser cirujano desde los 12 años y a los 20 años, después de una prueba de destreza tridimensional, le aconsejaron que estudiara ortopedia. Se graduó como médico en 1944 y empezó su residencia en Ortopedia en la clínica Balgrist en Zurich y después de ser jefe de residentes durante 6 años se convirtió en un cirujano de huesos. Después, fue Director de Ortopedia y Traumatología en St. Gallen y luego profesor de Cirugía Ortopédica en Berna. Hizo académicamente énfasis entre la evaluación, el aprendizaje y la enseñanza en ortopedia.

Las dos inquietudes que inspirarían su vida profesional nacieron de dos pacientes: un soldado que en 1944 le solicitó extraerle un clavo de fémur (por una fractura consolidada exitosamente) que le había implantado 4 años antes un cirujano de nombre Künstcher. El otro paciente había recibido un reemplazo total tipo Leveuf, que le quitó el dolor mas no la cojera. La satisfacción de estos dos pacientes lo orientaron hacia el manejo de las fracturas y el reemplazo total de cadera.

En 1949, el Dr. Müller hizo un fellowship con el Dr. Cornelis Pieter Van Nes, en Leiden, Holanda, un excelente cirujano de cadera y columna, entrenado por los doctores Smith-Petersen y Robert Judet y visitó posteriormente al Dr. Robert Danis en Bruselas; allí observó por primera vez una osteosíntesis estable a través de la compresión mediante placas de compresión y el uso de tornillos. Danis publicó un año después « Théorie et Pratique de l´Osteosynthése » y el Dr. Müller fue encargado de todos los pacientes de trauma en el hospital de Friburgo. Allí realizó 75 fijaciones utilizando el método y los materiales de Danis, sin embargo estaba insatisfecho con la calidad de los instrumentos. Se dio cuenta de que el éxito de esta operación dependía de mejorar los implantes y el instrumental, para lo cual contactó a un gran número de técnicos y fabricantes y consiguió así cinceles, elevadores, tornillos y fijadores basados en los métodos que vió en el taller de Danis.

Viajó con su instrumentación realizando fijación interna y dando conferencias sobre sus beneficios. Reunió alrededor de é l a un grupo de amigos incluyendo al Dr. Robert Schneider y al Dr. Hans Willenegger, y los impresionó con sus habilidades en cirugía y con los resultados increíbles obtenidos con sus técnicas de fijación. Por aquel tiempo, el Dr. Martin Allgower utilizaba hemicerclajes para fijar fracturas en su hospital de Chur, cerca de un centro de ski, donde llegaban muchos fracturados. Oyó hablar del Dr. Müller y le pidió venir y demostrar su cirugía. El Dr. Allgower fue inmediatamente incorporado al equipo del Dr. Müller y así empezó a rodar la rueda de la máquina que eventualmente se convirtió en la AO, (Arbeitsgemeinschaft für Ostesynthesefragen) que en 1958 discutió los conceptos y la práctica de la fi jación interna y en noviembre de 1958 se convirtió en una fundación, de la cual hicieron parte los doctores Müller, Willenegger, Allgöwer, Schneider y otros nueve amigos que decidieron que sus objetivos serían la investigación, la instrumentación, la educación y la documentación de los sistemas de osteosíntesis de las fracturas.

 

 

Sección I Cadera y rodilla

Sección II Mano - Microcirugía

Sección III Ortopedia infantil

Sección IV Investigación

Sección V Revisión de tema

Sección VI Reporte de casos

TOP